Diseño Gráfico para empresas

Al diseñar programamos y combinamos formas y figuras. Esta definición podría servir para cualquier otra característica artística, pero el diseño tiene una relación directa con la industria gráfica, por lo cual el diseñador deberá añadir a su preparación artística el conocimiento técnico de los materiales y de los distintos procedimientos de producción.

El diseño tiene como finalidad dar un mensaje. El diseñador se convierte así en un intermediario entre la empresa y el consumidor, de esta manera se establece una cadena donde los eslabones son esenciales para que el resultado conseguido sea el esperado:

  • EMISOR (empresa)
  • ORGANIZADOR (agencia publicidad)
  • CODIFICADOR MENSAJE (diseñador)
  • RECEPTOR (consumidor)

 

El objetivo principal que debe plantearse el diseñador cuando empieza a codificar el mensaje es “la idea que quiere transmitir” el emisor. De esta manera, podríamos precisar el trabajo del diseñador como un equilibrio entre la composición de tres tipos de lenguajes:

  • El lenguaje tipográfico.
  • El lenguaje de las imágenes.
  • El lenguaje técnico industrial.

diseño gráfico Zamor

 

Cuando hablamos de lenguaje tipográfico, hacemos referencia a las técnicas de compaginación, calibrado de textos, dimensiones y proporciones de páginas, elección de los caracteres….

Cuando hablamos del lenguaje de imágenes, hacemos referencia a los dibujos, ilustraciones, color, efectos visuales….

Cuando hablamos del lenguaje técnico industrial, nos referimos a un conocimiento de los procesos de producción y a las empresas que forman la industria gráfica

Suele decirse que el cliente siempre tiene la razón, no vamos a negarlo, pero tampoco lo vamos a afirmar terminantemente. El diseñador debe ser capaz de interpretar sus deseos o necesidades, y ha de estar capacitado, después de un estudio meticuloso, para traducirlo oportunamente en soluciones creativas.