Una tienda online (también conocida como tienda virtual o tienda electrónica) se refiere a un comercio convencional que usa como medio principal para realizar sus transacciones un sitio web de Internet.

Para los vendedores de productos y servicios, la creación de una tienda online  le permite ahorrar muchos gastos que supone una tienda física, como el alquiler de la oficina, salarios de los empleados, factura de luz, agua, Internet, teléfono… Además si se consigue mediante marketing online que la tienda online este bien posicionada en google, será como tener una tienda física en el centro de la capital.


Los vendedores de productos y servicios ponen a disposición de sus clientes un sitio web en el cual pueden observar imágenes de los productos, leer sus características y finalmente adquirirlos. Este servicio le da al cliente rapidez en la compra, la posibilidad de hacerlo desde cualquier lugar y a cualquier hora. Algunas tiendas online incluyen dentro de la propia página del producto los manuales de usuario de manera que el cliente puede darse una idea de antemano de lo que está adquiriendo; igualmente incluyen la facilidad para que compradores previos califiquen y evalúen el producto.

Típicamente estos productos se pagan mediante tarjeta de crédito y se le envían al cliente por correo o agencia de transporte, aunque según el país y la tienda pueden haber otras opciones, como Paypal.