Ferrucio Lamborghini, despues del éxito de la construcción de tractores y tras una famosa discusión con Enzo Ferrari por la calidad de sus autos, se dedicó a construir coches con el único fin de superar a la marca del Cavallino Rampante.

En 1961 Lamborghini Miura, y cerca de las casas de Ferrari y Maserati, abría sus puertas la Lamborghini Automobili. El primer auto se expuso en el Salón de Turín en 1963 causando gran interés, pero poco porvenir. el constante de la marca era sobrevivir ante todo. En 1964 Ferrucio construyó trece de sus nuevos 350 GT; de ese modelo se derivaron el 400 GT (1965) y el Miura (1966), poderoso bólido que competía directamente con el Ferrari Daytona.

Los problemas económicos de la fábrica habían socavado las fuerzas de Ferrucio Lamborghini, que en lugar de encontrar ayuda, se las veia con lios causados por sus mismos competidores. Así, en 1970 Lamborghini vendió su marca para refugiarse en sus viñedos hasta el día de su muerte en 1993. Pero la situación no cambió. En 1978, la situación fue tan crítica que apenas salieron 16 coches de la cadena de producción.

El actual dueño de Lamborghini es un mega consorcio coreano, propietario también de Kia. Durante esta nueva etapa, salió la última joya de la casa: el Murciélago, sucesor del Diablo y natural competidor del F60, Bugatti EB 16-4, Volkswagen W12, Porsche GT2, y el resto de superautos dignos del más ferviente soñador.

 

ESTUDIO DE LA MARCA
El emblema del Toro es debido a el signo zodiacal de su primer dueño, Lamborghini Miura.
El toro bravo representa bien la potencia que pueden tener sus productos, la postura como aparece el toro da mucha velocidad y agresividad .